Recomendaciones de filtrado de aire y ventilación frente al coronavirus COVID-19

Eurovent, Asociación del Medio Este Europeo de fabricantes de Calefacción, Ventilación, Aire Acondicionado y Refrigeración ha emitido una serie de recomendaciones destinadas a propietarios, operadores y mantenedores de edificios, especialmente residencias y centros de salud, para reducir al mínimo los riesgos relacionados con la transmisión de virus en el aire a través de los sistemas de ventilación y aire acondicionado.

La crisis sanitaria actual pone de relieve las responsabilidades de los ingenieros de HVACR, junto con el personal de servicio y mantenimiento, los propietarios y operadores de edificios, de evaluar cuidadosamente los sistemas de ventilación de los edificios y sus condiciones. Una ventilación adecuada, con un mayor grado de suministro de aire fresco, el uso de los tipos de filtros de partículas de aire correctos y un mantenimiento

El nuevo virus del SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19, se transmite principalmente por contacto con personas infectadas, según la OMS. La respiración, así como la tos y los estornudos liberan diminutas gotas infecciosas en el aire que pueden contaminar las superficies circundantes y, por supuesto, el aire del entorno inmediato. Estas gotitas, denominadas aerosoles, pueden ser de diversos tamaños, de 1 a más de 10 µm (micrón o micrómetro, 1 micrón equivale a 0,001 mm). Los expertos suponen que los virus no vuelan ocasionalmente en el aire, sino que siempre están encerrados en gotitas o adheridos a otras partículas.

Esto plantea la cuestión de cómo los sistemas de ventilación y aire acondicionado juegan un papel en la transmisión o contención de enfermedades epidémicas como COVID-19. A continuación, Eurovent Middle East esboza recomendaciones básicas, que directa o indirectamente influyen en la propagación de los virus y el bienestar de las personas en los espacios ocupados. Estas recomendaciones se basan en un amplio consenso de la industria y deberían servir de guía para las mejores prácticas en relación con la filtración del aire y la ventilación en la crisis actual. 

Calidad del aire interior (IAQ)

La calidad del aire en interiores se ha convertido en un tema popular en los últimos años a medida que más y más países cambian su enfoque hacia la salud y el bienestar de los ocupantes de los edificios en su vida cotidiana. La mayoría de la gente en el mundo industrializado pasa hasta el 90% de su tiempo en interiores. La exposición a los contaminantes del aire, desde el polvo a las esporas, las bacterias, los virus y los compuestos químicos tiene una influencia directa en el sistema inmunológico de las personas y puede causar una variedad de condiciones, desde alergias hasta cáncer o – una enfermedad epidémica como COVID-19.

Mantener una calidad de aire interior saludable se convierte así en una necesidad general y básica, pero extremadamente importante. Si bien esto es cierto en todo momento, es imperativo en tiempos de una crisis sanitaria más amplia evitar no sólo la propagación directa de un virus, sino también apoyar el sistema inmunológico de las personas para que puedan soportar impactos más serios de una enfermedad agresiva y así reducir la presión sobre un sistema de salud que lucha contra la sobrecarga. 

Filtros HEPA frente al coronavirus

La selección de los filtros de aire depende del entorno de aplicación y debe ser evaluada cuidadosamente. Si bien los filtros de aire normales no están diseñados para evitar la propagación de los virus, son esenciales para reducir al mínimo el riesgo, ya que los virus tienden a adherirse a las partículas y aerosoles transportados por el aire. Por lo tanto, los filtros regulares con una alta eficiencia de filtración (filtros ePM1) son cruciales para reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por el aire.

Los filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air) son obligatorios en entornos críticos como hospitales e instalaciones sanitarias y también pueden recomendarse para entornos de riesgo medio (alta densidad de personas) como aeropuertos, escuelas u otros espacios públicos.

A la luz de la problemática de COVID-19 de afectar gravemente a los ancianos y a las personas con afecciones médicas existentes, también se recomienda el uso de filtros HEPA en todas las instalaciones diseñadas para apoyar, ayudar, alojar o cuidar a estos grupos. En general, la industria recomienda aumentar la eficacia de los filtros durante la duración de la epidemia.

Ordene una inspección del sistema de filtración de aire en su lugar y asegúrese de que un filtro HEPA esté instalado. Llame a un experto para que evalúe los sistemas de filtración si no está seguro.

Los filtros HEPA también deben contar con un sistema de contención dedicado (llamado Bag-in-Bag-out) para facilitar su sustitución sin contacto físico con el material contaminado. 

Instalación de filtros HEPA

Los filtros HEPA no deben ser alterados para adaptarlos a un sistema existente. El filtro debe ser fabricado en consecuencia. ¡Cortar, doblar o cualquier otra alteración que se haga incrimina la estanqueidad y hace que el filtro sea inútil! Sólo las personas capacitadas y con el cuidado adecuado deben instalar los filtros HEPA sin dañarlos.

Después de la instalación se requiere un control de integridad del sistema de filtración. Solicite una evaluación independiente o una puesta en marcha para asegurar que el sistema de filtración funciona como está diseñado. 

¿Cómo funcionan los filtros HEPA?

Los filtros HEPA son eficaces en el filtrado de virus y bacterias, sin embargo, pueden ser un caldo de cultivo en sí mismos para estos contaminantes debido a la humedad y los materiales. La descontaminación regular mediante la fumigación del sistema de ventilación y el espacio ventilado ayuda a mantener los filtros HEPA y los sistemas de ventilación en orden. La fumigación suele hacerse con peróxido de hidrógeno vaporizado (VHP – H2O2) utilizando generadores móviles de VHP (Steris, Bioquell, etc.). Hay que tener en cuenta que el suministro de aire a las habitaciones individuales está desacoplado de la Unidad de Tratamiento de Aire durante el proceso. Llame a los expertos para que le asesoren e introduzcan el procedimiento. 

Limpiar filtros HEPA: manenimiento

Los filtros HEPA deben ser evaluados e inspeccionados en cuanto a su integridad cada 6 meses y serán reemplazados una vez que alcancen la caída de presión final indicada. El personal de mantenimiento que se ocupa de los filtros HEPA debe estar especialmente capacitado para observar el cuidado adecuado. En caso de ausencia de sistemas de contención, los filtros HEPA sólo se manipularán con ropa protectora (gafas, máscaras, guantes y trajes desechables). Deben tratarse como riesgos biológicos y eliminarse de acuerdo con las normas y reglamentos internacionales. En ningún caso se permitirá que se eliminen como residuos normales. Lo mismo se aplica, por supuesto, a la ropa de protección del personal de mantenimiento. 

Ventilación y filtración del aire en UVIS

En las Unidades de Cuidados Intensivos, donde se debe mantener una presión de aire positiva en la habitación, la filtración del aire con filtros HEPA debe ser instalada en el lado del suministro de aire.

En las salas de aislamiento u otras áreas críticas como los laboratorios, es necesario mantener una presión de aire negativa para prohibir que el aire contaminado pase al exterior. El sistema de ventilación no debe recircular el aire sin la filtración HEPA y el sistema de protección ultravioleta (UV) adecuado. Para estas aplicaciones, el sistema de filtración de aire debe instalarse en el lado de la salida de aire, utilizando filtros HEPA con un sistema de contención Bag-In-Bag-Out.

En las habitaciones donde no hay (por ejemplo, las habitaciones equipadas con aire acondicionado split) o no hay un sistema de ventilación adecuado, se recomienda el uso de un sistema de purificación de aire completo independiente (¡incluyendo la filtración HEPA!). Combina filtros de partículas, casetes de fase gaseosa y filtros de alta eficiencia para eliminar tanto las partículas en el aire como los virus, bacterias, hongos y mohos. Proporciona soluciones totales de aire limpio al eliminar tanto las partículas en el aire como los contaminantes gaseosos.

Es necesario evitar a toda costa la contaminación cruzada entre diferentes salas. Se recomienda una evaluación periódica y detallada del sistema de ventilación para asegurar la integridad del sistema y su correcto funcionamiento. Estas evaluaciones deben ser realizadas por expertos.

Para más información, puede consultar la web: www.eurovent.me

Abrir chat
URGENCIAS COVI-19
Powered by